Lo más nuevo
Inicio / Tailandia / Comer y beber

Comer y beber

Comida tailandesa
Comida tailandesa

La gastronomía tailandesa es una de las más exquisitas y delicadas del mundo, y para muchos viajeros es una de las principales razones para visitar el país. La riqueza de sus ingredientes, la exquisitez en la presentación de sus platos, su creatividad y exotismo, sus aromas y sus sabores hacen de la cocina tailandesa una de las más apreciadas de toda Asia.

Esta cocina es el resultado de las influencias de otras cocinas como la china, la hindú, la malaya, la indonesia y otras de la zona. La mezcla de estas cocinas con la tradición tailandesa han dado lugar a esta excepcional gastronomía. Todas estas influencias han ayudado a crear una cocina muy distintiva con una gran personalidad.

La cocina thai ha sabido conjugar lo mejor de cada tradición culinaria adaptándolas a sus propias preferencias. Esta combinación explica el por qué conviven algunos de los platos más picantes del mundo con algunos de los más suaves y delicados.

La gastronomía tailandesa tiene fama de ser picante, especiada, y de conjugar y mantener el equilibrio entre los cinco sabores fundamentales: dulce, picante, agrio, amargo y salado. Se caracteriza por el uso de condimentos y hierbas aromáticas como la hierba del limón, el cilantro, el tamarindo, y el jengibre, entre otras, que le otorgan un aroma y un sabor muy característico.

El elemento básico de la comida en Tailandia es el arroz, el cual está presente en casi todas las comidas. Por otra parte las salsas preparadas con varios ingredientes juegan un papel protagonista en muchos platos, como el Nam Pla (salsa de pescado) que está presente en una gran cantidad de platos típicos. Algunas salsas se emplean para resaltar determinados sabores, como la salsa de ostras, o para equilibrar los sabores, como las que están hechas a base de leche de coco.

Algunos de los platos típicos de la cocina tailandesa más famosos son: gaeng kiaw wan, carne con curry verde y leche de coco, gaeng daeng, curry rojo, el gaeng massaman, carne con un delicioso curry de cacahuete y patata, som tam, ensalada de papaya, tom kha gai, sopa de pollo con leche de coco, tom yam gong, sopa de gambas picante con leche de coco, pad thai, fideos fritos tailandeses, yam neua, ensalada de ternera, entre otros muchos.

En una típica comida thai se sirven diversos platos en medio de la mesa que los comensales comparten. Cada comensal tiene su propio plato en el que se sirve arroz y se va sirviendo pequeñas porciones de los diferentes platos de la mesa.

La comida tailandesa se come con tenedor y cuchara. El tenedor sirve para ayudarse a ponerse la comida en la cuchara. La mayoría de la comida ya viene preparada para que no sea necesario utilizar el cuchillo, y los palillos por lo general solo se utilizan para comer sopas de tallarines. Al final de la comida y al igual que en otras culturas de la zona se considera de buena educación dejar algo de comida en los platos como muestra de generosidad del anfitrión.

En Tailandia cualquiera puede disfrutar de una buena comida ya que los precios de la comida van desde los 25 bahts que te puede costar un Pad thai en un humilde puesto callejero hasta los precios de los más lujosos restaurantes europeos.

A diferencia de otros países asiáticos comer en los puestos callejeros es una opción relativamente segura, y en muchos casos es donde se puede disfrutar de los platos más deliciosos del país. Obviamente conviene guardar las precauciones necesarias mirando el aspecto de los ingredientes y la higiene del puestecillo. Comer en estos sitios es muy común entre todos los estamentos de la sociedad tailandesa. No es extraño ver sentados en el mismo puesto callejero a un trabajador de la obra junto a un hombre de negocios con su traje y corbata disfrutando de su sopa de tallarines.

El gusto por la buena cocina es propio a todas las regiones de Tailandia. En cualquier zona se encuentran buenos restaurantes en los que se come por 200 – 400 bahts. Incluso en Bangkok y en las zonas más turísticas se come muy bien a precios muy competitivos. Una cena en un buen restaurante en estas zonas puede salir entre 500 y 800 bahts. En opciones de más alto standing como algunos restaurantes de los hoteles más conocidos o en algunos situados en las terrazas de algunos rascacielos se cena por 2000 o 2500 bahts. Unos precios que serían imposibles en restaurantes similares de los países occidentes. Obviamente también hay opciones mucho más lujosas, especialmente en Bangkok y en algunas zonas turísticas, que se escapan a estos precios

En definitiva, en pocos países del mundo se come tan bien y tan barato. Se come bien tanto en los restaurantes más exclusivos como en los puestos callejeros en los que te sirven platos incluso por menos de un euro. Además de la comida tailandesa, el país está lleno de excelentes restaurantes internacionales. La oferta culinaria es abrumadora y capaz de satisfacer al paladar más exquisito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *